10 de septiembre de 2015

Descubriendo Mogna: San Juan

De vez en cuando paraba la oreja y algo escuchaba de un pueblito muy chico llamado Mogna, ubicado al norte, bastante lejos de la ciudad de San Juan, al que casi era imposible llegar hace una decena de años atrás. Era en 4x4, motos enduro o a caballo, por un camino muy dificultoso donde incluso las camionetas tenían problemas, ni hablar de los numerosos cortes generados por la lluvia. Sobre todo me llamaba la atención su ubicación geográfica, casi en el medio de la nada ¿Como hacia su gente para vivir allí, casi olvidada?

Escuchaba de alguna gran fiesta con cabalgata, gauchos y algo de religión. Cantidad de jinetes que se conglomeraban allí desde distintos punto de la provincia, cabalgando a veces incluso por varios días para estar presente, y casi de casualidad algo sobre una importante tumba que yacía en el lugar. En fin, cosas que me intrigaban a descubrir más de mi provincia.

Mogna, San Juan, Jáchal, turismo, Valle encantado

El envión final se produjo cuando inauguraron el nuevo camino de acceso al pueblo, que no solo permitía la afluencia de vehículos sin inconvenientes mejorando la situación de sus pobladores, sino que también permitía descubrir un hermoso y particular paisaje árido, desértico, que no tiene nada que envidiarle a los paisajes norteños atiborrados de turistas nacionales y extranjeros.

Todo esto llevo a que una tarde de invierno tomáramos el vehículo y partiéramos a descubrir este pequeño pueblo.


Historia

Mogna, el tercer pueblo fundado por los españoles en territorio San Juanino en 1753, fue un importante polo agrícola, donde gracias a las cristalinas aguas del río Jachal se hacía posible, por ejemplo: el cultivo y cosechaba de trigo, alfalfa, centeno y avena entre sus principales cereales. Incluso llegaron a asentarse y prosperar algunos Molinos, además de ser un punto esencial de abastecimiento de arrieros que pasaban rumbo a San Juan, La Rioja o a Chile por el conocido paso de Agua Negra.  

Hoy en día, el pueblo se encuentra ubicado a unos 30 km de la célebre y turística ruta 40, lo que genero junto a la merma de rendimiento de las tierras por la acumulación de sales y el dificultoso camino de acceso, un aislamiento casi imposible de sostener en el tiempo, quedando en 1991 solo 23 personas aferradas a su tierra por el amor a ella, a sus recuerdos y fe. 

Mogna, San Juan, Jáchal,


El pueblo

El nuevo camino recientemente trazado parte desde Tucunuco (población cercana a la ciudad de Jáchal) atravesando un paisaje particular, por el cual a medida que avanzamos, va ganando en interés y belleza. Un paisaje árido, limoso y seco, que deja entrever distintas formaciones que van desde típicas a raras, coronado a su máxima expresión cuando disfrutamos de las texturas y los caprichos a lo largo de la quebrada del Valle encantado junto a las excelentes vistas panorámicas.

Mogna, San Juan, Jáchal,Valle Encantado

Mogna, San Juan, Jáchal, Valle Encantado

Mogna, San Juan, Jáchal

Mogna, San Juan, Jáchal, mirador

A medida que ingresamos al pequeño pueblo, el miso empieza a mostrar su esencia, historia y culto con ranchos antiquísimos que no fácilmente se mantienen en pie, árboles tan o más viejos que los ranchos que protegen, y el viacrucis colocado a lo largo de su ingreso principal, siendo una de las únicas calles asfaltadas del pueblo junto a la cuadra de la moderna iglesia, y por supuesto, plaza principal.  

Además de su moderna iglesia, construida en lugar de la antigua que estaba muy cerca de derrumbarse, se pueden apreciar un puñadito de casas prefabricadas actuales, que al parecer sirven para los fines de semana o para las épocas de festividades. Estas festividades le dieron un impulso magnifico a Mogna, gracias a que durante los terribles años de aislamiento se intensifico el culto a la virgen de Santa Bárbara, patrona del lugar. Cuya fiesta de veneración, año tras año, comenzó a atraer cada vez más a miles de feligreses, que el 4 de diciembre durante la fiesta grande, o en mayo durante la fiesta chica, inundan sus calles, disfrutando de la procesión y del espectáculo que brindan los distintos grupos de gauchos engalanados, portando gallardetes, banderas y estandartes. Su gran popularidad la llevo a convertirse en el evento religioso y de culto más importante de la provincia y darle junto con las nuevas políticas, nuevamente vida al pueblo que actualmente cuenta con algo más de 300 habitantes.  

Mogna, San Juan, Jáchal, pueblo

Mogna, San Juan, Jáchal, rancho, pueblo


Martina

Junto a la iglesia, se encuentra el antiguo cementerio que contiene la tumba de la extraordinaria Martina Chapanay, un personaje que actuó en tiempo revoluciones civiles, con aptitudes de jinete y cuchillería, que socorrió a los más humildes, repartiendo las ganancias de sus diferentes robos, ganándose de ese modo la veneración de los mismo.  Lucho junto a Facundo Quiroga y Chacho Peñaloza dando muestra de destreza y valor. Fue indultada y nombrada sargento mayor de la policía de San Juan, donde vengo la muerte de Peñaloza retando a duelo a su asesino, Pablo Irazábal, el cual se descompuso de miedo y pidió la baja. Murió en 1874 y fue sepultada a aquí precisamente, donde hasta el día hoy sigue siendo recordada y venerada.  

Después de recorrer sus calles, almorzar, disfrutar del río y los pequeños bosque de Chañar, el tiempo voló. Toco la hora de pegar la vuelta contentos y felices. Habíamos disfrutado de un hermoso día en familia, sintiéndonos turista por algunas horas, descubriendo un poco más de nuestra provincia, paisajes e historia.

Mogna, San Juan, Jáchal

Mogna, San Juan, Jáchal, Martina Chapanay, tumba

No hay comentarios.:

Publicar un comentario